Oftalmólogo Dr. Sebastian Beckers

Contacto: (+34) 971 90 52 02 o via correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Bajo la marca “Clínica Oftalmológica Alemana“ se encuentra la oftalmología clásica con la cirugía refractiva y cosmética. La Clínica Oftalmológica Alemana tiene dos sedes, una en Santa Ponsa y en Palma en la Palma Clinic. 



Ambas sedes están igualmente equipadas y todos los casos oftalmológicos relevantes pueden ser tratados de la misma manera. A través de los dos números de teléfono, se puede pedir una cita médica para los dos consultorios y tratamientos ya empezados, también se podrán continuar en cualquiera de los dos consultorios.



En nuestros horarios de consulta, el Dr. Beckers se encarga de todos los problemas oftalmológicos. Independientemente que tenga un cuerpo extraño en el ojo, una conjuntivitis, necesite gafas nuevas o lentes de contacto, en nuestra clínica está en las mejores manos. Con los dispositivos de diagnóstico más modernos, podemos ayudarle en casi todas las indicaciones u ofrecer un tratamiento más avanzado, sin que tenga que cambiar de médico.



La prevención de enfermedades oftalmológicas concede una importancia especial y se debería realizar una vez al año, especialmente en el caso de diabéticos y personas con una enfermedad cardíaca coronaria. Para agendar las citas a nuestros pacientes y brindarles la mejor atención posible, les rogamos describir sus molestias, desde cuándo aparecieron por primera vez y qué medidas, medicamentos y tratamientos ha tomado ya.

Aprobación médica y doctorado en el año 2000 en la Universidad de Colonia (Alemania)

Formación de médico especialista en la Universidad de Barcelona, en el año 2010

Especializaciones:

  • Cirugía con láser
  • operaciones de cataratas
  • inyecciones intravítreas
  • especialista en terapias para la degeneración macular asociada a la edad (DMA),
  • correcciones cosméticas en la zona alrededor de los ojos
  • Miembro de la Sociedad Europea de Cirugía Refractiva

  • Miembro de la Sociedad de Cirugía refractiva, intraocular

  • Miembro de Sociedad Cirugía Plástica de Párpados

  • Miembro de la Sociedad Alemana de Terapia Estética de Toxina Botulínica

Catarata

Aunque el glaucoma es una enfermedad muy frecuente, actualmente no existe ninguna estrategia de un tratamiento conservador.


Para prevenir la creciente pérdida de la capacidad visual y evitar siguientes enfermedades oculares, la única posibilidad es el cambio del lente “viejo” propio por uno artificial. Sin operación el proceso de la enfermedad sigue progresando y puede conducir a la ceguera. Este procedimiento rutinario es una de las cirugías oculares realizadas con más frecuencia, es segura y baja en complicaciones.

ANTES DE LA OPERACIÓN

Un examen antes de la intervención es importante porque se evalúa el estado de la enfermedad, la influencia en la capacidad visual y según el caso la existencia de otras enfermedades oftalmológicas. Evaluamos precisamente qué lente es el adecuado para mejorar al máximo su capacidad visual. En los últimos años, las posibilidades de corregir prácticamente cada defecto visual mediante un ajuste individual del lente, se han desarrollado mucho y podemos ofrecerle soluciones para ver óptimamente desde lejos (lente monofocal), para lejos y visión de cerca (lente multifocal) así como una para todas las distancias (lente vari o trifocal), también se puede corregir un astigmatismo. Las ventajas y desventajas las vamos a explicar detalladamente en una consulta personal.

LA INTERVENCIÓN


La intervención dura aproximadamente 15 minutos:


  • Se anestesia el ojo mediante gotas oculares, es decir como en caso de una anestesia local no va a sentir dolor, solamente una leve presión.

  • Se hace un pequeño corte de aproximadamente 2 mm lateral en la córnea para tratar la catarata.
  • 
Se divide el lente viejo y se le extrae mediante una sonda de ultrasonido.
  • 
A través de la apertura, se introduce el lente nuevo, se despliega automáticamente y se realiza el ajuste fino del lente.

  • Con esto termina la intervención y después de una hora puede salir de la clínica.

Cirurgia de parpado

Antes de la corrección del párpado superior y cuando el paciente está despierto, se dibuja cuánta piel se debe quitar y dónde estarán los cortes.
Para la operación sólo hace falta una corta sedación, después se corta en los pliegues naturales de la piel del párpado, aproximadamente paralelo al arco de la ceja y se elimina una tira de piel de varios milímetros de ancho.



A veces es suficiente quitar la piel flácida para conseguir el efecto rejuvenecedor correspondiente, en otros casos el cirujano adicionalmente saca un poco de tejido adiposo subcutáneo y tejido muscular para lograr la firmeza deseada. 

Si se consiguió el efecto deseado se cierra la herida con un hilo fino, se pega una tirita especial y después de 4 a 5 días se puede sacar las puntas.